OBJETIVOS

Definir una especialización territorial donde se localicen claramente las áreas de reserva para la conservación y protección del medio ambiente y los recursos naturales; las áreas expuestas a amenazas, los sistemas de comunicación entre el área urbana y rural y de éstas con el contexto regional; las actividades y se defina la clasificación y usos de los suelos del municipio.
Incentivar la vocación agroindustrial y ecoturísticas del municipio mediante el fortalecimiento de vínculos culturales, sociales y económicos con los municipios de la región consolidando el desarrollo de actividades económicas y culturales dentro de un marco de competitividad a nivel Subregional.
Recuperación, restauración y protección de las áreas de alta significancia ambiental y ecosistemas para fortalecer un desarrollo sostenible en el municipio oferente de biodiversidad y recursos hídricos.
Consolidar una red de áreas de conservación del municipio involucrando: Áreas periféricas a nacimientos, cauces de ríos y quebradas, áreas de microcuencas abastecedoras de acueductos rurales y urbanos, sistemas boscosos.
Elevar el nivel de vida y bienestar de la comunidad mediante la planificación integral del territorio para la ocupación, manejo, aprovechamiento del suelo rural a fin de fortalecer la economía agropecuaria, industrial, turística, municipal, etc.

El Ordenamiento Territorial es un proceso planificado y una política de Estado, en donde se plantea el análisis de la estructura territorial, para organizar y administrar en forma adecuada y racional la ocupación y uso del territorio, así como el desarrollo físico espacial en un todo armónico con las condiciones naturales, a fin de prevenir y mitigar los impactos generados por las actividades económicas y sociales en una unidad territorial y contribuir al bienestar de la población y la preservación de la oferta ambiental, a partir del diseño de acciones de intervención.

MOMENTOS / FASES DEL PROCESO DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL

¿Para qué se hace?

Se hace ordenamiento territorial para proponer e implementar un uso del territorio, proyectando los aspectos sectoriales (políticas ambientales, sociales, culturales y económicos) y los aspectos territoriales (uso y ocupación) teniendo en cuenta la oferta ambiental, la demanda social, la mejor organización funcional del territorio y la posibilidad de uso múltiple del mismo, y facilitar de este modo a la administración municipal gestionar y planificar en forma concertada los programas de inversión, propendiendo por el bienestar de la población.

1. Permite organizar el territorio apropiadamente en términos políticos, económicos y administrativos.

2. Garantiza la búsqueda de un mejor nivel de vida en los habitantes mediante una adecuada aplicación de las políticas sociales, económicas, culturales y ambientales.

3. Reconocimiento de lo que el municipio tiene: potencialidades, restricciones, desequilibrios, riesgos, etc.

4. Apropiación de los valores culturales y recursos locales como base de afirmación de su identidad.

5. Control del crecimiento urbano desordenado, promoviendo mejoras para reordenar las zonas ya existentes.

6. Creación de condiciones para equilibrar zonas con crecimiento económico rezagado.

7. Articulación sostenible de las actividades practicadas por los grupos sociales buscando equilibrio entre uso y conservación de los recursos naturales.

8. Orientación de los planes de inversión pública y privada en el territorio para garantizar mayores beneficios sociales.

9. Promoción de la protección y recuperación del patrimonio natural y cultural de la localidad.

10. Prevención del riesgo de desastres, teniendo en cuenta las amenazas y vulnerabilidades naturales y las originadas por los humanos.